enero 17, 2021
El tiempo
Sociedad

El Plan Écija abastecerá con camiones cisterna a La Luisiana

El Consorcio de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas Plan Écija enviará a las localidades de Marchena y La Luisiana camiones cisterna para abastecerlos de agua potable para el consumo humano, al declarar la Consejería de Salud y Familias no apta el agua corriente tras confirmarse una concentración superior a los límites normativos permitidos de benceno.

En un comunicado, el Plan Écija indica que “por el momento no constan afecciones de este contaminante en el resto de municipios” del consorcio, y ha avanzado que la ubicación y horarios del abastecimiento alternativo se comunicará “convenientemente a primera hora de la mañana” del viernes.

Los niveles inusuales de benceno se han detectado tras los controles analíticos rutinarios realizados en La Luisiana y Marchena, por lo que “en base a los resultados analíticos aportados por el Consorcio, la Delegación Territorial de Salud y Familias en Sevilla ha declarado el agua no apta para el consumo. El suministro seguirá activo para la higiene personal y limpieza, pero no se recomienda su utilización para beber ni como ingrediente para la preparación de alimentos”, insiste el comunicado del Plan Écija.

“Tras realizar una investigación de las causas, se ha llegado a la conclusión de que el problema se ha debido a una contaminación en el suministro de un reactivo utilizado en el tratamiento de potabilización, el cual dejó de dosificarse el pasado día 1 de diciembre tras la identificación de éste como el foco de contaminación”, explica.

A partir de este momento, “los niveles de benceno a la salida de tratamiento cumplen con los establecidos por la legislación vigente. Este hecho ha sido confirmado hoy día 3 de diciembre mediante las analíticas efectuadas ayer día 2 de diciembre a la salida de tratamiento, por lo que se estima que en los próximos días la situación podrá volver a la normalidad en todo el sistema de abastecimiento del Consorcio de Aguas Plan Écija”.

El consorcio asegura que, dado el escaso espacio de tiempo durante el que se han superado los niveles normativos, “y teniendo en cuenta las recomendaciones de las OMS con respecto a este parámetro, se puede afirmar que no ha existido, ni existe un riesgo cierto para la salud de la población”.

“Para controlar la evolución de este parámetro, el Consorcio está realizando análisis diarios de manera intensiva con el fin de poder llevar a cabo el suministro de agua con todas las garantías sanitarias, hasta que se decrete el levantamiento de la alerta por parte de la autoridad sanitaria”, concluye el comunicado del Plan Écija.