octubre 22, 2020
El tiempo
Comarca

La empresa de aguas del Plan Écija eliminará el pago en metálico en sus oficinas

La Agencia de Régimen Especial Ciclo Integral Aguas Retortillo (ARE CIAR) eliminará en unos meses el pago en metálico de facturas en sus oficinas, que, no obstante, podrá hacerse en las oficinas de Correos.

Lo ha aclarado al digital AionSur Ignacio Freire, responsable de ARE CIAR, que pertenece al Consorcio Plan Écija, después de que la Federación Andaluza de Consumidores y Usuarios (Facua) en Sevilla denunciara a esta empresa pública por “imponer unilateralmente” el pago electrónico o mediante entidades bancarias, vía transferencias, tarjetas de crédito o domiciliación, entre otras fórmulas.

En un comunicado, Facua apuntaba que, a través de distintos avisos informativos, ARE CIAR informaba de que a partir del 31 de agosto “no va a permitir el pago de sus facturas en efectivo, a pesar de que sus oficinas volvieron a abrir al público el pasado 25 de mayo”, algo que, denuncia Facua, podía vulnerar el Reglamento del Suministro Domiciliario del Agua de Andalucía.

ARE CIAR es una empresa pública de aguas que abastece a 16 localidades de la provincia de Sevilla, entre ellas La Campana, Fuentes de Andalucía, La Luisiana-El Campillo, Cañada Rosal y la ELA de Isla Redonda.

En declaraciones a AionSur, Freire reconoce que el aviso de dejar de cobrar en efectivo “había sido precipitado por nuestra parte”, y que la medida busca evitar la peligrosidad e inseguridad que supone el manejo de dinero en metálico en las oficinas de ARE CIAR tanto por la posibilidad de robos como por “las nuevas condiciones sanitarias provocadas por el Covid-19”.

“Somos una empresa pública y nuestro deber es atender y dar facilidades al usuario”, asegura a AionSur Ignacio Freire, que apunta que ARE CIAR tiene previsto conveniar que sus clientes puedan pagar en metálico en las oficinas de Correos, pero que el convenio tendrá que esperar a la junta general de septiembre.

Ese acuerdo con Correos eliminará el pago en metálico en las oficinas de la empresa pública de agua, que, no obstante, asumirá el recargo económico de ese procedimiento de pago, para que no recaiga sobre el usuario, según Freire.