agosto 19, 2019
El tiempo
Sociedad

Una empresa privada presenta una propuesta para gestionar la plaza de toros

Hay una empresa privada interesada en hacerse cargo de la gestión de la plaza de toros de Écija. Se llama Ladierna Global S.L., se constituyó en enero de este mismo año y ha valorado en unos 700.000 euros las actuaciones mínimas necesarias para poner a punto el coso taurino.

Según el Gobierno local (PSOE), la empresa se personó en febrero de este año en el Ayuntamiento “con el objetivo de estudiar todo lo que tiene que ver con la posibilidad de explotación a largo plazo de la plaza de toros”, afirma el concejal de Gestión del Espacio Urbano, Sergio Gómez.

Desde esa fecha se han sucedido cinco “reuniones técnicas” entre el Ayuntamiento y la empresa, que ha terminado presentando una propuesta de actuaciones de mejora mínimas valoradas en unos 700.000 euros, un proyecto de viabilidad para el coso de Pinichi sobre el que se le ha requerido más documentación.

Según Gómez, la empresa va a solicitar que el Ayuntamiento inicie los trámites del expediente de adjudicación de la plaza de toros, “que tendrá lógicamente que ir a pleno” para ser aprobado, un trámite que quiere llevar a cabo el PSOE “en septiembre u octubre”.

“A partir de aquí, el pleno aprobará o no, y en base a esta posible aprobación, el Ayuntamiento arbitrará el proceso abierto de concurso público a instancias de un tercero por el que se publicarán las condiciones para la explotación de la plaza de toros de Écija”, explica el concejal de Gestión del Espacio Urbano.

Entre las condiciones de ese concurso abierto para la gestión del coso taurino se incluirán las actuaciones necesarias para adecuar la plaza a la normativa vigente en salubridad, accesibilidad “y en todo lo que una plaza debe tener para ofrecer espectáculos de todo tipo, no solamente corridas de toros”, matiza Gómez.

Un Gobierno local formado por el PP y el PA compró la plaza de toros de Écija a finales de 2014 por 1.125.721 euros, una cantidad que el Ayuntamiento de Écija está pagando a los antiguos propietarios con terrenos públicos valorados en más de 824.000 más otros 301.668 euros en metálico, de los que entregó 150.000 a la firma del acta de compra y el resto, 151.668 euros, en cinco anualidades (de 2015 a 2019) de 30.333,61 euros cada una.