octubre 23, 2019
El tiempo
Sociedad

La asociación de restauradores denunciará las obras del patio de Peñaflor

La Asociación de Conservadores y Restauradores de España (ACRE) asegura que prepara una denuncia contra la obra del patio del Palacio de Peñaflor. El colectivo alerta de “un potencial atentado contra el Patrimonio Cultural Andaluz” por las obras de restauración, que “se van a acometer sin profesionales de la conservación-restauración que avalen el proyecto de la intervención ni en la ejecución de la obra propiamente dicha”.

La asociación recuerda que el pasado 3 de abril presentó un recurso de impugnación al Ayuntamiento de Écija sobre el Proyecto de Intervención en el patio del Palacio de los Marqueses de Peñaflor, declarado Bien de Interés Cultural (BIC), que fue rechazado “por lo que el proyecto sigue adelante”.

Sostiene este colectivo que en la obra del patio central del palacio “se está infringiendo nítidamente la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía en su artículo 22 del Título II”. “En su condición de BIC, [el Palacio de Peñaflor] posee el máximo grado de protección que reconocen las legislaciones andaluza y española. Y las actuaciones a realizar deben contar con equipos de profesionales de competencia reconocida y realizados con metodologías específicas”, señala la Asociación de Conservadores y Restauradores, que critica que en la elaboración del proyecto de ejecución no han participado técnicos titulados en Conservación-Restauración de Bienes Culturales.

“Sin embargo, el proyecto indica que se va a intervenir sobre elementos patrimoniales histórico-artísticos”, sigue ACRE, “como fuente, columnas, revestimientos pétreos, etc., que requieren la ejecución de tratamientos con criterios y metodologías específicas de conservación-restauración”.

“Se está redactando una denuncia que se presentará ante la Fiscalía Superior de Andalucía para que se determine quién es el responsable de que se haya primero redactado ese proyecto que incumple las leyes andaluzas y, segundo, haber continuado con el proceso una vez que se les había avisado que estaban incumpliendo esa normativa”, afirma Jesús Serrano, coordinador en Andalucía de la asociación.

Por otro lado, ACRE denuncia que en las partidas presupuestarias del proyecto para el patio del Palacio de Peñaflor se incluye un “oficial de primera” con experiencia en restauración, “cuando los únicos profesionales habilitados para la ejecución de intervenciones de Conservación son los titulados superiores con formación específica. Acciones tales como ‘limpieza físico-química, limpieza de costra negra, protección preventiva, consolidación, reintegración’, etc., son procedimientos complejos y característicos de esa disciplina”, detallan, y exponen que “su ejecución por personal sin formación o inexperto conducirá a la degradación irremediable del patrimonio que se pretendía proteger”.

“Alarmados por una tramitación administrativa carente de la calidad que el Patrimonio Cultural exige, conscientes del carácter público del mismo, en su defensa permanente y reclamando nuestra capacidad como técnicos cualificados, manifestamos nuestra voluntad de llevar adelante todas las acciones posibles y en todas las instancias, para señalar la impunidad de los  responsables que tienen la obligación de custodiarlo y conservarlo según la normativa vigente”, concluye la asociación profesional de conservadores restauradores.