julio 21, 2018
El tiempo
Sociedad

Nueve alumnos y alumnas no saben aún dónde estudiarán Bachillerato

Un total de nueve chicos y chicas de Écija no saben dónde van a poder cursar estudios de Bachillerato el próximo curso. Son alumnos que se han quedado fuera de las listas de escolarización, ya que pidieron plaza en el IES Vélez de Guevara y la Junta de Andalucía ha suprimido una de las tres unidades de primero de Bachillerato de este centro para el próximo curso.

A pesar de que la comisión de escolarización pidió en marzo de este año tres unidades de primero de Bachillerato en el IES Vélez de Guevara, la Junta ha suprimido una y las ha dejado en dos para el próximo curso. “El problema es que han solicitado plazas unos 42 chavales y chavalas en el Vélez de Guevara, y de primeras no han cogido a ninguno de ellos”, explica Rocío Sogel, madre de una de las chicas afectadas. “Y de segundas, han sido 27 los reubicados [en alguno de los otros tres centros de secundaria de Écija] y nueve se han quedado fuera, una de ellas mi hija”.

“Estamos con la incertidumbre de qué pasa con los reubicados y con los que se quedan fuera, porque no sabemos nada, ni cuándo, ni cómo ni dónde”. El 10 de julio termina el plazo de matriculación. “Preguntamos y no nos pueden contestar, tenemos esperanza que entren, pero no lo saben con seguridad”, se queja Rocío, con el resto de madres afectadas.

Denuncian también estas madre que la Junta de Andalucía ha elevado la ratio de alumnos por aula hasta prácticamente 40, “algo que vemos excesivo y que va a traer problemas graves, con una calidad de enseñanza menor y más problemas para nuestros hijos en la selectividad y para estudiar una carrera”, dice Pilar López, otra de las madres afectadas.

De esta demanda se han hecho eco el Grupo municipal de Écija Puede y Podemos Andalucía. La portavoz de Educación de Podemos Andalucía en el Parlamento andaluz, Libertad Benítez, exige a la Junta “una unidad de primero de Bachillerato más a Écija y concretamente al IES Luis Vélez de Guevara” porque “es una demanda surgida en el seno de la comisión de escolarización, porque había una demanda de plazas para este centro escolar para bachillerato que respondía al boom de natalidad de 2002 y había que dar respuesta a esa demanda; y tercero porque hay infraestructuras dignas y hay que aprovecharlas al máximo en este IES”.

Libertad Benítez también sostiene que meter a casi 40 alumnos por aula “va a repercutir en la calidad de enseñanza en Écija, que se merece una unidad más de Bachillerato para bajar las ratios”. Por su parte, Écija Puede ha iniciado una campaña de apoyo al grupo de madres afectadas y anuncia una moción al pleno de julio “si no se ha solucionado antes” porque “hay que dar una solución urgente a este problema que no tenga a estas familias todo el verano esperando una respuesta”.