diciembre 5, 2021
El tiempo
Política

IU pide explicaciones por el cambio del interés del préstamo a Aqua Campiña

El Grupo municipal de IU en el Ayuntamiento de Écija ha pedido al alcalde de la ciudad, Ricardo Gil-Toresano (PP), que dé explicaciones acerca de la modificación de las condiciones del préstamo a la empresa responsable del suministro de agua potable, Aqua Campiña, aprobada en un consejo de administración de la misma, presidido por el regidor ecijano.

IU ve dos cuestiones censurables en el cambio de las condiciones de devolución del préstamo concedido a Aqua Campiña por la empresa matriz, Aqualia Gestión Integral del Agua. De un lado, que el cambio supone devolver el préstamo firmado el 27 de julio de 2001 al 5,60% de interés sobre el capital pendiente de amortización, en lugar de a un interés referenciado al Euribor, que en la actualidad es del 0,32%.

“Si hacemos las cuentas, los números son claros: no es lo mismo pagar a 0,32 que a 5,60”, resume el coordinador local de IU, Salvador Bustamante, que añade además que Aqua Campiña ha pasado en un año de presentar unos gastos financieros por deudas con empresas del grupo y asociadas de 280.964 en 2012 a 334.468 euros en 2013, “es decir, 54.000 euros más de amortizaciones, lo que es un indicador”.

La otra cuestión que critica IU es la competencia para modificar un contrato aprobado por el pleno de la corporación. “¿Quién es competente para modificar un contrato? ¿Quién es el consejo de administración de Aqua Campiña para cambiar las condiciones en que se aprobó una concesión administrativa del Ayuntamiento de Écija?”, pregunta Bustamante.

Para IU “esto quiere decir que Aqua Campiña paga más intereses con lo cual el gasto financiero es mucho mayor, lo que puede repercutir en el coste del recibo del agua”, teme la portavoz municipal de la formación, Dolores Rodríguez, que pide al alcalde que explique “por qué se modificó el préstamo, si pidió los informes técnicos y jurídicos necesarios para hacer esa modificación y si tiene conocimiento de que esto supone un considerable aumento de los gastos financieros de la empresa que puede repercutir en la tarifa del agua”.