octubre 22, 2020
El tiempo
Fuentes de Andalucía

Fuentes de Andalucía hará test de coronavirus a usuarios de la residencia de mayores

Las personas usuarias de la residencia de mayores de las Hermanas de la Cruz, de Fuentes de Andalucía, recibirán la semana que viene test de pruebas de Covid-19 para detectar posibles contagios.

Se trata de una medida consensuada por el Ayuntamiento de Fuentes de Andalucía con la gerencia del Área Sanitaria de Osuna y anunciada por el alcalde fontaniego, Francisco Martínez Galán, que explica que la prueba se realizará a través del centro de salud y “como marca el protocolo” sanitario.

Martínez Galán señala que “uno de los colectivos de mayor riesgo son los mayores”, por lo que la realización de los test para detectar el Covid-19 en la residencia de Fuentes de Andalucía “es un paso fundamental, que se ha conseguido para esta próxima semana con la gerencia del Área Sanitaria de Osuna”.

Se trata de una medida preventiva, según el regidor, “porque si llega un contagio puede suponer un efecto mayor; creo que acertamos en que se haga la prueba del coronavirus de forma prioritaria a este colectivo” de mayor riesgo. “Quien lo tiene que hacer son las autoridades sanitarias, y nosotros desde el Ayuntamiento señalamos que los protegidos deben ser los colectivos en mayor riesgo”.

El Ayuntamiento también tiene previsto poner en marcha la próxima semana una iniciativa para salvar la brecha digital que impide que personas con problemas cognitivos y escolares de familias con pocos recursos puedan acceder a servicios telemáticos con garantías.

La iniciativa, bautizada como FuentesQuédateEnCasa 2.0, consiste en dotar de equipamientos y herramientas digitales a vecinos y vecinas para que el servicio de teleasistencia a personas dependientes y el acceso a plataformas escolares se preste de manera efectiva y con garantías, salvando los problemas de ambos colectivos para acceder a los servicios digitales.

FuentesQuédateEnCasa 2.0 cuenta con financiación privada “para evitar que la brecha digital deje sin atención a usuarios que no disponen de acceso a internet o que no cuentan con dispositivos suficientes para llevar a cabo esos servicios”, dice Martínez Galán.

Así se quiere atender a personas con discapacidades cognitivas  que dificultan la prestación del servicio de teleasistencia, lo que agrava su situación, y también a familias y escolares que no pueden acceder a plataformas educativas en Internet por falta de medios, “lo que puede provocar absentismo y fracaso escolar de forma permanente en su curriculum académico”, concluye el alcalde.